sábado, 21 de febrero de 2009

Web Infantil


Página web espectacular posee juegos para niños celíacos para que conozcan y aprendan más sobre como cuidar su alimentación y también posee recursos para padres y docentes como guías para comedores, celebraciones en el aula, documentos de interés general sobre nutrición entre otros temas.


Victoria Ruffo - Celíaca

Victoria Ruffo, actriz mexicana, nos cuenta que le descubrieron la enfermedad celíaca. Vemos el vídeo....


video

jueves, 19 de febrero de 2009

El primer restaurante con dos cocinas

Es el primer restaurante con dos cocinas separadas, como debe ser para realizar comida sin gluten y comida con gluten, queda en Tres Cantos. Cocina mediterránea, veamos el video.


ver video

lunes, 16 de febrero de 2009

Fin de Año

Nos reunimos en la casa de Lidia, coordinadora de Acela, para despedir el año




Día del Celíaco


El día 5 de Mayo día Internacional del celíaco, fuimos al puerto de Villa Constitución, con pancartas, folletos para repartir, ricos chipás, tortas y pan ...



Aquí podemos apreciar algunas fotos






Charlas

En la casa de la Culura hicimos charlas para público en general y especialmente para los celíacos con la Psicóloga Maricel Hortal y las nutricionistas Mariela y Lucila...



Viaje a la Expo Acela

Casi todos los años hacemos el viaje a la Expo Acela, esta vez fuimos a Buenos Aires, contratamos una traffic y nos aventuramos...

Allí nos encontramos con gente linda, amable, de toda las regiones de nuestra querida Argentina.


¿Vemos algunas fotos?



Clases de cocina

Nos reunimos en la cocina del hospital SAMCO de Villa Constitución para intercambiar recetas y poder compartir un momento de aprendizaje y disfrutar apetitosas comidas.


Aquí vemos cómo Hilda nos enseña sus trucos para realizar ravioles



Lidia y María Inés no ven la hora de probarlos

María Inés haciendo grisines de queso

Sandra nos muestra como preparar una masa básica para relizar discos de empanadas, bizcochos, capelettis, fideos








Aquí Luisa nos enseña cómo hacer pan de ricota, riquísimo


Lidia nos enseña a hacer torta de manzana invertida Espectacular!!!





lunes, 9 de febrero de 2009

Revista Yourlife


La revista YourLife gira en torno a la vida sin gluten. Los temas son muy variados: desde la alimentación, pasando por el deporte hasta el bienestar. ¡Y como extra, un montón de recetas estupendas! Aquí podrá hojear o descargar la revista YourLife.

Ver ediciones de la revista completa

Como en un test de embarazo



Investigadores de la Universidad de Sevilla inventan unas tiras con las que detectar en apenas unos minutos qué alimentos contienen gluten tóxico para los celíacos



Ver artículo completo

Carolina Sousa, en su laboratorio
de la Facultad de Farmacia.

Una enzima podría ayudar a tratar la intolerancia al gluten




Se trata de una prolil-endoproteasa del Aspergillus niger recién identificada, que ha mostrado ser capaz de degradar péptidos y proteínas del gluten en una simulación de laboratorio

Una enzima, recientemente identificada, logró degradar el gluten en una simulación del tracto gastrointestinal en laboratorio que realizaron científicos del Leiden University Medical Center (Holanda), según publica la revista “Gut”
Si ensayos clínicos confirman este resultado, el agregado de la enzima a comidas con gluten "eliminaría la toxicidad del gluten y daría a los pacientes la posibilidad de abandonar ocasionalmente la dieta estricta sin gluten", explicaron los autores del estudio.
La enzima, una prolil-endoproteasa del Aspergillus niger (AN-PEP), demostró en ensayos de laboratorio poder degradar péptidos y proteínas del gluten. El pH de la enzima es compatible con el del estómago y el ácido gástrico estomacal no la degrada.


Un "chip" y una sola gota de sangre ...


Un 'chip' y una sola gota de sangre para detectar la celiaquía

Este nuevo sistema sustituirá en pocos años a la "molesta" biopsia intestinal
El proyecto lo impulsa un consorcio europeo en el que participan una veintena de empresas
Cuenta con financiación de la Unión Europea y de entidades privadasAsí lo han afirmado este jueves en rueda de prensa la directora de la Asociación de Celíacos de Madrid, Manuela Márquez, y Ciara OiSullivan, directora del proyecto CD-Medics, gracias al que se está poniendo en marcha este nuevo sistema.El proyecto lo impulsa un consorcio europeo constituido en febrero de 2008 y en el que participan España, Finlandia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Bélgica, Eslovenia, Suecia y Reino Unido y una veintena de empresas. Cuenta con financiación de la Unión Europea y de entidades privadas, y se desarrolla a lo largo de cuatro años.Este dispositivo, según indicó Márquez, permitirá realizar el diagnóstico, seguimiento y manejo de la enfermedad celíaca "con una simple gota de sangre" a través de marcadores genéticos y serológicos. Actualmente, el diagnóstico se realiza únicamente mediante una biopsia intestinal "molesta" para el paciente. El dispositivo está dotado, además, de una interfaz electrónica que permitirá contrastar los resultados con el historial médico del paciente, y contará con capacidad de almacenamiento para el seguimiento de la enfermedad.

martes, 3 de febrero de 2009

Juegos para niños celíacos



Los niños a través del juego aprenderán a valorar lo importante de realizar la dieta libre de gluten.




Explicar temas tan amplios como la celiaquía y la alimentación sin gluten de un modo comprensible para los niños no es una tarea fácil. Por ello, productos Schär ha sacado página web específica para niños: http://www.123milly.com/es/, en la que se tratan los aspectos más importantes de la celiaquía presentados de manera que los niños puedan entenderlos fácilmente y llevarlos a la práctica, la cual se identifica con la abejita azul

Para ofrecerles apoyo en esa ardua tarea, Schär ha creado este sitio infantil, en el que se pueden encontrar juegos, cuentos, dibujos para pintar y colorear e instrucciones para hacer manualidades que les ayudarán a los menores a abordar el tema con un enfoque lúdico, pero fundamentalmente con un aspecto informativo y pedagógico.
En este sitio podrán incluso encontrar un área de cocina, en el que los niños, siempre con la supervisión de sus padres, podrán hacer de comer y seguir algunas de las recetas que allí mismo se ofrecen.
Sin duda, un sitio de gran ayuda que se une a la información que los productos
Schär nos ofrece mes con mes en su portal ya conocido en todo el mundo



Primera obra colectiva escrita por celíacos


Proximamente la editorial Lo que no existe, especializada en la producción y distribución de libros de impacto social como Sordo ¡y qué! " Hiperactivos" y ahora "Celíacos Mi vida sin gluten", publicará la primera obra colectiva escrita por celíacos famosos y algunos no tanto que tuvieron que especializarse en celiaquía para cuidar su salud o la de sus hijos. Libro de gran interés dirigido tanto a celíacos como a profesionales sanitarios, instituciones públicas y sociedad en general.




Obstáculos que deben enfrentar los celíacos

Cada persona es un mundo, y ella sabe como desenvolverse sola. Pero, en algunos aspectos, ese mundo se convierte en un muro. Entre los más afectados se encuentran los celíacos. Conozca cuáles son los obstáculos que deben enfrentar estos pacientes.
A Micaela le gustaba salir los fines de semana a bailar, cenar y compartir momentos inolvidables junto a sus amigos y compañeros de facultad, a una edad destinada a aprovechar cada segundo, de manera diferente, como lo hacen miles de estudiantes de entre 17 y 25 años. Solo el diagnostico de la enfermedad celíaca (EC) fue necesario para que esas situaciones de las que disfrutaba se convirtieran en tediosas y difíciles de manejar y que, incluso, en muchos casos, provocaran trastornos psicológicos. La intolerancia a un conjunto de proteínas contenidas en el gluten, es decir, la EC, se manifi esta y es aceptada de diversas formas en los pacientes que la padecen. La adolescencia es una etapa difícil tanto para los que las transitan como para quienes rodean su entorno. Ir a un restaurante, a un pub o a bailar se convierte en una odisea para las personas celíacas. La sociedad no está concientizada ni preparada para integrar a estas personas. Pero, apenas con pequeñas actitudes servicios, la cantidad de celíacos que existe en la Argentina y en el mundo viviría mejores condiciones de vida. Un adolescente cuando concurre a un pub o a un boliche se encuentra limitado con las bebidas alcohólicas. En la mayoría de estos lugares, la entrada se puede canjear por una cerveza, que no es apta para celíacos por contener cebada. La mayoría de los tragos que ofrecen estos lugares contiene trigo, avena, cebada o centeno (TACC) entre sus ingredientes. Pero las únicas bebidas alcohólicas que pueden consumir estos pacientes son el vino, el gancia y el fernet. Otro caso recurrente que atenta contra los pacientes celíacos es comer fuera de casa. Las pizzerías o restaurantes, cafés y demás sitios no tienen un menú para las personas que deben seguir una dieta. Esto no afecta solo a los celíacos, sino también a los diabéticos, hipertensos, personas con colesterol y demás patologías. A diario vemos promociones como, por ejemplo, una docena de empanadas y una cerveza o gaseosa por quince pesos; una milanesa a la napolitana con puré y una vaso de gaseosa a siete, o un café con leche con dos medialunas a cuatro pesos. Todas estas ofertas están dirigidas a un sector determinado de la sociedad y el interrogante es: “Si los celíacos asisten a estos lugares, ¿qué comen?”. Los adolescentes, en particular, suelen concurrir a las pizzerías en grupo. En un grupo de diez, es probable que uno de ellos sea celíaco. Si todos piden pizza o empanadas con cerveza, la persona que debe respetar una dieta sin TACC debe comer una ensalada o carne y beber una gaseosa. Este simple hecho, provoca que se sienta, en muchos casos, discriminado, diferente e inferior con respecto a la comida y a las personas que lo rodean. Por eso, si todos colaboran con pequeños esfuerzos, ofreciendo menús no solo para los celíacos, sino para todas las personas que deben respetar una dieta alimentaria, la vida de muchos de los afectados sería diferente, ya que no tendrían que excluirse y podrían disfrutar de cada momento. Lucila BodegaCelíaca y estudiante de periodismo

Celíacos en la cumbre del Aconcagua


El 13 de enero de 2006, un grupo de celíacos llegó a la cumbre del Aconcagua. Ellos fueron los primeros celíacos en lograr esta meta y alcanzaron el record de altura entre las personas conesta enfermedad. La expedición “Aconcagua sin gluten” partió de Cataluña, España, el 27 de diciembre de 2005, e inició su ascenso los primeros días de 2006. El grupo estuvo integrado por 11 personas, 8 de las cuales eran celíacas. El logro lo obtuvieron, en representación de su equipo y de la comunidad celiaca, 6 miembros, 4 de ellos celiacos.“Aconcagua sin gluten” nació en Octubre de 2004, cuando los montañistas Nuria Pablos (33 años, celíaca diagnosticada a los 31) y Tomas Navarro (31 años, marido de Nuria y psicólogo), se encontraron con la “aparente imposibilidad” de salir de excursión por la restricción alimentaria de Nuria, quien, por ser celíaca, no puede comer nada que contenga o esté en contacto con trigo, avena, cebada y/o centeno. Sin embargo afrontaron la adversidad del alimento, prepararon su “vianda especial sin T.A.C.C.” y, en una de las cimas europeas, al ver que era posible llevar una vida normal, decidieron encarar una campaña nacional para difundir la enfermedad celíaca, para lo cual eligieronla Cumbre más alta de América a fin de demostrarle al mundo que la “celiaquíano limita ni física ni mentalmente”. A su regreso, de paso por Buenos Aires, donde estuvieron el 20 y el 21 de enero, se comprometieron con “Aconcagua sin gluten de Argentina” a encarar el “Aconcagua sin gluten 2008”, entre otros programas deportivos.

Fútbol sin gluten



Entrevista a Carmen Brusca, jugadora de selección Carmen Brusca tiene 22 años, es celíaca, juega al fútbol y ya gritó campeón con Boca Juniors y con la selección nacional. Se entrena de lunes a viernes, además de estudiar y trabajar. La dieta libre de gluten y algunos secretos que cuenta en esta entrevista son las claves para poder llevar adelante “una vida a full”.

Por la primera fecha de un nuevo torneo local de fútbol femenino organizado por la Asociación del Fútbol Argentino (el primero se jugó en 1991), Boca goleó 9-0 a San Martín de Burzaco: un partido desparejo, ya que se enfrentaba el último campeón (y ganador de los últimos ocho torneos) contra un equipo nuevo en la categoría. Con el 4 en la espalda y el escudo de Boca en el pecho, jugó y marcó un gol la defensora Carmen Brusca, una jugadora de selección que demuestra que la enfermedad celíaca no es un obstáculo para practicar un deporte de alta competencia, siempre y cuando se realice una dieta adecuada.
¿Cuándo te diagnosticaron la enfermedad celíaca?
La descubrieron cuando tenía 12 años. Pero entre mis 3 y mis 12 años había estado mal diagnosticada, ya que creían que tenía fi brosis quística. Yo era muy fl aquita, muy chiquita, y no crecía. Tenía muchas diarreas, mi organismo no asimilaba la comida y me dijeron que no iba a superar el metro cincuenta. Llegué a tomar doce pastillas por día, antes de las comidas, y hasta me daban suero por la noche.
¿Y cómo lograron revertir ese cuadro?
Cuando yo tenía 12 años, mi médico de cabecera ya no sabía qué hacer, porque con todo el tratamiento de la fi brosis quísitca no mejoraba nada. Entonces, me derivó a una nutricionista, mi hicieron los análisis y lograron determinar que era celíaca. A partir de ese momento, y luego de comenzar mi dieta libre de gluten, pegué un gran estirón de 20 centímetros, así que fue un gran cambio en mí.
¿Había antecedentes de celíacos en tu familia?
Que yo sepa, no. Pero antes no eran tan frecuentes los análisis,así que tal vez haya tenido algún abuelo celíaco que nunca se enteró.
¿Todo cambió a partir de la dieta libre de gluten?
Sí, con la dieta cambió totalmente mi situación. En mi caso, por suerte, fue cuestión de dieta, nada más. De todos modos, me realizo análisis una o dos veces al año, pero sólo para llevar el control. Y por ahora la vamos llevando muy bien. Lo malo es que no hay muchos restaurantes para celíacos y que la comida, en todos lados, cuesta el triple o el cuádruple de lo que sale una comida común.
¿Te cocinás vos?
Sí, me cocino yo. Me compro la harina en las dietéticas, las pastas, las galletitas; en fi n, todo lo necesario. Pero tampoco me vuelvo loca dudando de cada producto que pruebo. Si dice que no contiene gluten, yo confío.Vistiendo la celeste y blanca, ganó en Mar de Plata el Sudamericano 2006, torneo en el que, por primera vez, la selección argentina derrotó a la brasilera. También participó de los Juegos Panamericanos 2007, en Río de Janeiro, y del primer Mundial de fútbol femenino al que se clasifi có la Argentina, disputado también este año, en China. “En Boca, salvo la arquera, todas jugamos en la selección. Y allí, los entrenamientos son más exigentes. Esa es una de las claves de por qué Boca está aventajando tanto a los rivales”, explica.
¿Cuándo comenzaste tu carrera de futbolista?
Yo empecé a los 17 años, en San Lorenzo. Jugué allí dos campeonatos, después me fui a Huracán, luego a Racing y ahora estoy en Boca. Tanto en la selección como en los clubes en los que jugué, siempre me bancaron con mi alimentación especial. Nunca tuve problemas, salvo en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro: yo había llevado mis fi deos, como hago siempre, pero no me los querían cocinar. Por suerte, más allá de aquel episodio, no volví a tener difi cultades.
¿Se puede competir en alto rendimiento siendo celíaca?
Sí. No hay ningún problema: cuando viajamos, yo me ocupo de llevar mis galletitas y mis fideos, y juego y me entreno tranquila. No tengo ninguna difi cultad. Claro que si no respetás la dieta, se complica: estás cansada y todo te cuesta el doble. Pero siguiendo la dieta, podés competir tranquilamente. Además, la médica de Boca me controla y me ayuda. Igual, al club no venimos a comer; sólo nos entrenamos. Por eso, es en la selección donde me siguen más de cerca.
Fútbol amateur El fútbol femenino, en la Argentina, es aún una actividad amateur, es decir, no profesional. Justamente, amateur es aquel que ama lo que realiza y que sólo lo realiza por amor. “En Boca nos pagan los viáticos: a mí me alcanza para la nafta del auto, por ejemplo. Y en la selección nos pagan un poco más. Pero para vivir o para alquilar tu casa no te alcanza. Y en mi caso, además, la comida es más cara de lo habitual. Todavía estamos muy lejos de ser profesionales. Por eso, además de entrenarme dos veces por semana con Boca y tres con la selección (en el predio de Ezeiza), estudio y trabajo: a lanoche, estoy estudiando para analista de sistemas y, durante la mañana, trabajo en la legislatura porteña, en el área de sistemas. Y sí, vivo a full”. Los almuerzos, entonces, deben ser una complicación extra, teniendo en cuenta que al ser celíaca no podés probar el gluten, pero al ser deportista, a la vez, es fundamental que comas hidratos de carbono.Sí, comer al mediodía, a las apuradas, es un lío: a veces puedo comer carne o verdura. El problema es que, aunque desayune bien, a las diez de la mañana ya me agarra hambre de nuevo y no puedo comprarme un paquete de galletitas en cualquier quiosco.Por eso, salgo siempre preparada. Voy con mi propia comida a todos lados. Y en el auto, por ejemplo, suelo tener a mano un paquete de galletitas o uno de fi deos.
¿Y qué hacés con un paquete de fi deos crudos en el auto?
(Se ríe.) Puedo caer en un restaurante de amigos y que me los cocinen. Yo voy seguido a uno que queda en Capital, cerca de Pasco y Chile, donde ya me conocen. Entonces, yo les llevo mis fideos sin sin gluten y ellos me los preparan con gusto. Pero es una excepción. El gol de Carmen había llegado a través de un cabezazo. Y ya había ganado en el área rival, varias veces por esa vía, gracias a su insistencia y a su metro setenta. Gracias a esos veinte centímetros que logró crecer cuando la diagnosticaron correctamente, y a la dieta conciente que encaró a partir de entonces y que le permite vivir sin privarse de nada, más allá del gluten.

Alejo Rodríguez de Fraga

Una mamá con hijo celíaco nos cuenta ...

Lucas tiene 7 años. Es robusto, cariñoso, alegre y algo gruñón. Esta cursando el segundo año de la EGB en una escuela de la provincia de Buenos Aires. A simple vista es un nene como todos, pero la diferencia se percibe al momento de comer. La comida es distinta, pero a sus padres esto no les llama la atención. A los cumpleaños lleva una vianda y solamente come eso. Su mamá le hace muchas cosas ricas que, a veces, comparte con sus amigos. ¿Te preguntaste por qué ocurre esto? Porque Lucas tiene la enfermedad celíaca.Hoy es mucho más habitual que se conozca esta enfermedad, ya que en las escuelas y en los jardines, cada vez hay más nenes celíacos. A Lucas, esta enfermedad se le detectóa los 2 años y lleva con mucho compromiso su dieta. Concurre al jardín desde la sala de deambuladores. La ayuda de los docentes y sus compañeros hizo más fácil cumplir con la dieta.
Consejos útiles
Soy maestra jardinera y quisiera compartir algunos consejitos para tener en cuenta cuando tenemos un niño celíaco en la escuela: Informar a las familias de la enfermedad celiaca: existen folletos explicativos que reparten distintas asociaciones como, por ejemplo, Asistencia al Celíaco de la Argentina (ACELA). Conversar con los niños sobre la dieta que realiza para que sepan que no pueden comer cualquier cosa. Que la maestra tenga una fotocopia de las golosinas y snack que pueden consumir. Si es factible, tener una caja con algunos caramelos, por si traen golosinas para compartir que no fi guren en el listado de los alimentos permitidos. Tener siempre en la mochila algo permitido para la merienda, para que no tenga ganas de comer otros alimentos. Avisar a la familia con anticipación, en caso de que la escuela o el jardín organicen un cumpleaños o algún otro evento en el que pueda haber comida, así el niño trae algo para consumirdurante el festejo. Para el cumpleaños del niño llevar para compartir una torta que él pueda comer. En el caso de los niños muy pequeños que tienden a poner la masa en la boca se puede realizar una masa con almidón de maíz con una taza de almidón de maíz, medio litro de agua fría, dos cucharadas de aceite y colorante vegetal. Se deberá colocar el almidón de maíz enun recipiente que pueda ir al fuego. Luego, incorporar el agua fría, el aceite y el colorantevegetal, y revolver constantemente hasta disolver por completo. Inmediatamente (porque si no el almidón se deposita en el fondo) llevarlo a fuego moderado y revolver en forma de ocho con cucharade madera hasta que la masa se despegue del recipiente. Tomar una pequeña porción con una cuchara para ver si la masa no se pega en las manos. SI se pega en los dedos, será necesario cocinarla un poco más hasta probar nuevamente. Quedará una masa lisa, suave, con textura diferente de las masas realizadas con harina común. Otra idea: en lugar de confeccionar pan con harina de trigo, se puede cambiar y hacer chipa, que es muy rico y apto para compartir entre todos. El compromiso de los padres y de la escuela permite que el niño celíaco pueda concurrir a la escuela sin tener que transgredir la dieta. Por eso agradezco a todas las comunidades educativas a la que concurrió Lucas, porque cada uno acompañó desde su lugar, haciéndolo sentir uno más, y no uno distinto. Y así lograron que se sienta feliz.Gracias, papás de Lucas

Marina I. Escalera Maestra Jardinera

Entrevista a una joven periodista

¿A qué edad te descubrieron la enfermedad celíaca?
Me enteré que era celíaca dos días antes de cumplir los 17, así que pase un excelente cumpleaños (risas). Necesitaba saber qué era lo que le pasaba a mi organismo, ya que me sentía muy mal.
¿Cómo reaccionaste?
Imaginate, ni sabía lo que era. Fue todo muy raro: hacía mucho tiempo que me sentía mal, descompuesta, decaída, con bajo peso, anémica. Cuando mi médico me dijo que era celiaca no entendía nada. Me explicó que no podía comer nada que tuviera harina, que era de por vida y demás… Ser celíaca cambió mi vida por completo.
¿Comenzaste a hacer la dieta sin TACC o continuaste comiendo lo prohibido para los celíacos?
Cuando me enteré que era celíaca, comencé con la dieta estricta, como tiene que ser. Ya hace casi cuatro años que sé que soy celíaca, y la llevo: me acostumbré a ser así.
¿Tu familia cómo reaccionó ante la noticia?
Mi familia se sorprendió. Vivo con mi mamá, ella se lo toma bastante bien, ya que es la que hoy come como si fuera celíaca aunque no lo sea. El resto de mi familia, en cambio, aun hasta hoy, a veces se tildan porque no saben qué darme cuando los visito (risas). En verdad se asustaron un poco, tenían temor deque me sucediera algo. Es normal. Pero más se sorprendieron cuando les comenté que el médico me había dicho que era algo genético: se miraron entre ellos (risas).
¿Te costó mucho adaptarte?
Como me sentía muy mal de salud cuando me enteré de que tenia intolerancia al gluten, no me costó mucho. Quizás saber que se trataba de esta enfermedad y no de otra más grave me tranquilizó bastante. Hoy que ya pasaron casi cuatro años se me hace difícil. Debo reconocer que, a veces, cuesta un poco.
¿Te acercaste a alguna institución para informarte sobre la enfermedad celíaca y sobre los productos aptos para tu consumo?
Como primera instancia me acerqué a Desarrollo Social de Florencio Varela. Allí se realizan las reuniones para celíacos, pero mucho no me ayudaron. Y allí me enteré sobre las reuniones organizadas en La Plata por la Asociación Celíaca Argentina, donde sí me ayudaron muchísimo a resolver las dudas que tenia.Me di cuenta que había más celíacos como yo. Está bueno saber que hay gente que comparte con vos tu estilo de vida.
¿Hacés la dieta sin transgresiones?
La dieta es pura y exclusivamente sin gluten, aunque una porción de torta me tiente mucho (risas).
¿Cómo te manejás cuando tenés un cumpleaños o una reunión fuera de tu casa?
Cuando tenía un cumpleaños, congreso, campamento o salida, no llevaba nada y, por lo tanto, no comía. Ahora que vivo fuera de mi casa, me acostumbré a llevar la viandita, no me queda otra: voy con la vianda para todos lados.Cuando salís a bailar o concurrís a un pub, ¿te dan ganas de beber cerveza, speed y otros tragos que no son aptos?No. Cuando salgo, no tengo ganas de tomar. Antes de enterarme de que soy celíaca no consumía nada de eso, así que ahora no me modifica en nada. Al contrario: creo que debería haber más bebidas prohibidas para los celíacos, así los jóvenes no toman tanto.
¿Qué consejo le darías a un adolescente recién diagnosticado?
Bueno, no es la muerte de nadie ser celíaco: sos igual al resto con la diferencia de que no comés gluten. Podés trabajar, estudiar, salir, y tener tus amigos y tu familia. Tenemos una vida sana, eso es lo importante. Ser celíaco nos enoja, a veces, y hasta nos preguntamos por qué nos sucede justo a nosotros.Pero hay que pensar que, lamentablemente, hay personas que sufren mucho más. Se puede vivir y ser feliz. A un adolescente recién diagnosticado le recomendaría que haga la dieta y que no piense que un poquito no hace nada. Que se cuide.

Entrevista de Lucila Bodega Duckwitz Celíaca y estudiante de periodismo